Search

Cobertura: Astro en Niceto Club

Astro se despidió de buenos aires con un show lleno de energía. La joven y ascendente banda conformada en 2008 por los chilenos Andrés Nusser (voz, guitarra y teclados), Nicolás Arancibia (teclados y bajo), Daniel Varas (teclados y percusión) y Octavio Cavieres (batería y percusión), que nueve meses atrás presentaba su segundo disco Chicos de la luz, anunció su separación y decidió darle fin a este proyecto realizando una gira de despedida por las ciudades que han sabido recibirlos con agrado, entre ellas Buenos Aires, que ha visto su crecimiento progresivo desde pequeños shows en el Club Cultural Matienzo a un Niceto repleto o un Centro Cultural Kirchner con entradas agotadas en minutos.

Astro se presentó en la escena con sonidos nuevos, frescos e innovadores. Sintetizadores, baterías eléctricas, guitarras distorsionadas y un frontman con una voz poco común y hasta extraña pero cautivante fueron los ingredientes necesarios para que la banda lograra un público masivo. 

Buenos Aires les ha dado la gran bienvenida y a su vez una gran despedida en su último show el pasado sábado 25 de junio en el lado A de Niceto Club.

Una hora y media de música hizo delirar al público que colmó el lugar. Con algunos defectos en el sonido, pero con un gran despliegue de luces que en su juego acompañaban el ritmo, la gente disfrutaba feliz, con la energía puesta en el baile, cantaban a unísono los clásicos hits de la banda de su disco anterior “Astro”, como “Ciervos”, “Colombo”, “Manglares”, “Caribbean”, “Druida” y también de su último trabajo discográfico. 

El comentario general entre los presentes era el descontento y la cierta tristeza ante la separación de la banda por ser tan prometedora. El “Gracias Argentina!” por parte de los artistas fue un constante durante toda la noche. Una noche para el recuerdo, tanto para ellos como para nosotros.

Astro volvió a Santiago de Chile para terminar con su gira despedida y darle un cierre final a esta etapa para que cada uno de sus integrantes pueda seguir  trabajando en sus propios proyectos personales. Aun así, queda el sinsabor  y la intriga de  saber que más podrían haber entregado estos músicos juntos, ya que supieron cautivar a más de uno con sus nuevos sonidos.

Texto: Bel Mothe
Fotos: Matías Casal

0 comentarios:

Publicar un comentario