Search

Devendra Banhart - Ape in Pink Marble

Leer su diario íntimo, donde cada página se narra una historia diferente; algunas de ellas pueden resultarnos familiares y otras absolutamente inverosímiles, pero nada importa porque es el trazo refinado y preciso. La selección de cada palabra y la música que las envuelve es lo que nos mantiene atrapados. Este diario reúne la vida de Devendra Banhart después de Mala (2013), su última producción.

Mucho ha pasado en estos tres años, su sonido parece haberse pacificado y lo introspectivo que gana a la exposición farandulera. Los trazos de su melodía como los de sus dibujos son finos y detallistas sin en ningún momento resultar sobrecargado.

“Middle Names” abre el álbum, un nombre ideal para un artista que tiene de segundo nombre Obi, con la parsimonia de un Jedi nos envuelve en una placidez que se agradece sobre todo porque es un tema simple y a veces lo simple es tan complejo.

“Jon Lend Hand” es un tema hiper seductor, lleno de energía, de recovecos y de capas, muy pegajoso y feliz, al igual que “Fancyman”, que tiene esos dejos hilarantes a los que nos tiene acostumbrado.

“Theme for a TaiwaneseWoman in Lime Green” resulta absolutamente deliciosa, sobre todo por ese clima retro que la envuelve y por los synth que imitan una bossa ya demodé.

“Saturday Night” nos hace perdernos en un relato lleno de contradicciones; un teclado casi pop que se pierde en la voz melosa y jamás empalagosa de Devendra y un arreglo oriental tan delicado que hace que sea uno de los tracks favoritos. Jazz cansino, triste y con una letra donde la narradora es una mujer nos lleva a un lugar casi oscuro, nostálgico pero tan bello que duele salir de él.

“Lucky” bordea lo cursi con tanta altura que es imposible no esbozar una sonrisa, mientras que “Celebration” cierra el álbum de forma casi completamente instrumental.

Ape in Pink Marble es como en un diario íntimo. A veces cuesta encontrar una línea que articule las historias, porque cada página/canción cuenta algo único y excepcional. Pero es cuando se termina que uno  en intimidad lo llena de sentido, y en este caso es un sentido que nos hace sentir completitud.

Por Mariana Kopp

0 comentarios:

Publicar un comentario